Skip to content
Delimas.pe

Ajo | Beneficios y propiedades -> Ideal en dieta para la hipertensión

2019-10-03

Un ingrediente fundamental en la elaboración de diversos platos, muy recomendado en el tratamiento de enfermedades como la hipertensión, la taquicardia y la arterioesclerosis

El ajo y sus beneficios para la salud

El ajo además de ser un condimento indispensable en la cocina popular, constituye la base en una diversidad de preparaciones culinarias. Lo destacable del ajo es que contiene unos componentes ricos en azufre que son los que verdaderamente le confieren las propiedades saludables.

Quizás también le puede interesar:

Propiedades para la salud

El ajo tiene muchos efectos beneficiosos en el organismo como: Contribuye a eliminar del intestino bacterias nocivas, tiene una acción diurética, alivia las congestiones y entre otros efectos ayuda a que la sangre fluya mejor por las arterias. Por todo ello, el consumo de ajo como ingrediente de las comidas es muy recomendable para todas las personas, y en particular, para quienes padecen hipertensión arterial, taquicardia y arteriosclerosis.

El ajo en la dieta para la hipertensión arterial

El ajo contribuye a la prevención cardiovascular, su consumo frecuente provoca vasodilatación, aumento del diámetro de los vasos sanguíneos, por lo que la sangre fluye con más facilidad y disminuye la presión, con lo que mejora la circulación sanguínea.

El ajo en la dieta para el cáncer

Trabajos científicos relacionan las propiedades el ajo con la prevención de procesos tumorales. Por otra parte, un trabajo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, en Estados Unidos, muestra que las personas que consumen ajo crudo o cocinado con regularidad reducen a la mitad el riesgo de padecer cáncer de estómago y en un tercio el de cáncer de colon en comparación con las personas que consumen poco ajo.

El ajo en la dieta para la gastritis ocasionada por Helicobacter

Un estudio realizado por el Departamento de Gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid indica que la solución acuosa de ajo morado inhibe el “Helicobacter pylori“, bacteria asociada a una mayor incidencia de úlcera gastroduodenal y cáncer gástrico.

Contraindicaciones

Se desaconseja consumir ajo en exceso cuando haya una tendencia a sufrir hemorragias, porque debido a su efecto vasodilatador hace que la sangre fluya con mayor rapidez. En casos en los que haya deficiencia de ácidos gástricos puede que no se digiera bien y provoque flatulencia.

Por otro lado, un consumo excesivo de ajo puede provocar ardores de boca, esófago y estómago. Otro de los inconvenientes de su consumo es el mal aliento que provoca.

Propiedades nutritivas del ajo

Los ajos están formados principalmente por agua, carbohidratos, vitaminas y minerales. En cuanto a vitaminas, destaca su contenido en vitamina C y algunas del tipo B, como B1 y B3. Los minerales más destacados son potasio, calcio, fósforo y magnesio. Cabe resaltar que la cantidad de ajo que se toma es tan pequeña que es insignificante el aporte de nutrientes a través de su consumo.

El principal precursor del aroma del ajo es la aliina, un compuesto volátil inactivo e inodoro. Cuando se tritura o se corta el ajo, la aliina se transforma en alicina, compuesto determinante del característico olor de los ajos y al que se le atribuyen excelentes cualidades diuréticas, depurativas, antisépticas y antibacterianas, ampliamente conocidas y divulgadas.

Valor nutritivo – Composición del ajo crudo

Composición por 100 gramos de porción comestible
Energía (Kcal) Proteínas (g) Hidratos de carbono (g) Fibra (g) Potasio (mg) Magnesio (mg) Fósforo (mg) Vit. C (mg) Vit. B3 (mg)
119 5,7 23.4 2.1 446 23 134 22 0.46

Familia

Pertenecen a la familia de las Liliáceas, especie Allium sativum.

Origen y zonas de cultivo

El ajo, procedente del centro y sur de Asia desde donde se propagó al área mediterránea y de ahí al resto del mundo, se cultiva desde hace miles de años. Unos 3.000 años a. C., ya se consumía en la India y en Egipto. A finales del siglo XV los españoles introdujeron el ajo en el continente americano.

No es una planta muy exigente en clima, aunque adquiere un sabor más picante en climas fríos.
El cero vegetativo del ajo corresponde a 0ºC. A partir de esta temperatura se inicia el desarrollo vegetativo de la planta. Hasta que la planta tiene 2-3 hojas soporta bien las bajas temperaturas. Para conseguir un desarrollo vegetativo vigoroso es necesario que las temperaturas nocturnas permanezcan por debajo de 16ºC.

En pleno desarrollo vegetativo tolera altas temperaturas (por encima de 40ºC) siempre que tenga suficiente humedad en el suelo.

Características

El ajo es una raíz formada por 12 ó 15 bulbillos o “dientes de ajo” envueltos en capas finas, y a este conjunto se le conoce como “cabeza de ajo”. Confiere a los platos un aroma peculiar además de un fuerte sabor y lo más importante, tiene muchos efectos beneficiosos para la salud.

Variedades y tipos

En el Perú, las variedades más comerciales son:

  • Ajos blancos: son rústicos, de buena productividad y conservación. Suelen consumirse secos.
  • Ajos rosados: poseen las túnicas envolventes de color rojizo. No se conservan muy bien. Son más precoces que los blancos.

La información proporcionada en este sitio sirve para apoyar y no para reemplazar la relación entre un paciente y su médico o nutricionista.

Si busca un menú delivery en Lima, ingrese a –> Ver nuestros Planes

>>>Delimás tiene la opción más práctica para quienes buscan una dieta por delivery en Lima>>>

Ayúdanos a mejorar