Skip to content
Delimas.pe

Mitos y realidades sobre la Diabetes | Los 10 mitos más difundidos

2019-08-19

Mitos y realidades sobre la diabetes

Hay mucha información que circula en Internet sobre la diabetes, pero no siempre es cierta. Incluso nuestras amistades y parientes mejor intencionados nos pueden trasmitir información equivocada.

Quizás también pueda interesarle:

Esto se debe a que existen muchos mitos sobre la diabetes que hacen más difícil que la gente tome en serio los hechos, como que la diabetes es una enfermedad grave y potencialmente mortal.

Los mitos sobre la diabetes pueden crear una imagen incorrecta de esta enfermedad y llena de estereotipos y negativismo.

Mito 1: Los diabéticos requieren una dieta especial.

 

La verdad sobre la dieta para la diabetes

Los diabéticos se benefician de la misma dieta saludable que requiere para cualquier persona. En cuanto al papel de la alimentación, se sabe que una dieta equilibrada, es un aspecto muy importante a tener en cuenta respecto a su prevención.

Pero además, en la persona ya diabética, la dieta es uno de los pilares fundamentales del tratamiento, ya que colabora en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre y previene posibles complicaciones a corto plazo (hiperglucemias e hipoglucemias) y largo plazo (enfermedades cardiovasculares: hipertensión, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, etc.).

Mito 2: El consumo de azúcar provoca diabetes

 

 

Verdad

Un consumo excesivo de azúcar no provoca la aparición de la enfermedad, aunque es recomendable no abusar de la ingesta de azúcar. La diabetes mellitus se basa en la falta de insulina (en el caso de la diabetes mellitus tipo 1) o en el rechazo de la misma por parte del organismo (diabetes mellitus tipo 2). Estas deficiencias no están provocadas por un exceso de azúcar en la dieta.

Sí es cierto que el consumo de muchas calorías y la falta de suficiente actividad física pueden favorecer el sobrepeso. Así, el consumo de azúcar puede influir en la diabetes tipo 2 en la medida en que contribuye al sobrepeso, siempre con una predisposición genética de base. Sin embargo, el consumo de azúcar en sí mismo no es causa directa de la diabetes.

Tanto las personas que comen dulces, como las que no, pueden ser diagnosticadas de diabetes en algún momento de sus vidas. Si bien la diabetes tipo 1 es una enfermedad de carácter genético y suele aparecer durante los primeros años de vida, la diabetes tipo 2, aunque depende de la predisposición genética de cada persona, está condicionada por los hábitos de vida. Tener una dieta sana y balanceada y realizar actividad física con regularidad, ayudan a prevenir la aparición de la diabetes tipo 2.

Mito 3: Una persona con diabetes no debe consumir frutas dulces como plátano, uva o mango.

 

Verdad

Otro de los grandes mitos de la diabetes es sobre el consumo de fruta. Muchas personas piensan  que, por su sabor dulce, la fruta aporta una cantidad excesiva de glucosa. Sin embargo, cabe aclarar que la fruta es rica en agua y pobre en macronutrientes en general, lo que incluye un bajo porcentaje de hidratos de carbono, grasas y proteínas. Además, aporta numerosas vitaminas, minerales y fibra, que aconsejan su consumo a diario.

Es por esto que las personas con diabetes deben incluir frutas de temporada en su alimentación. Pero deben tener en cuenta que no todas tienen la misma carga glucémica y que, por ello, algunas tendrán un efecto más intenso y directo sobre los niveles de glucosa en sangre, y por tanto es necesario controlar su consumo.

Mito 4: Hay que eliminar los alimentos ricos en hidratos de carbono de nuestra dieta

Verdad

Muchos pacientes diabéticos piensan que no deben consumir alimentos ricos en hidratos de carbono (HC), por su impacto sobre los niveles de glucosa en sangre. Sin embargo, hay que tener en cuenta que son un tipo de macronutriente esencial en nuestra dieta diaria, al aportar energía al organismo que resulta necesaria para su buen funcionamiento.

Por lo tanto, más allá de eliminar los alimentos ricos en HC, es necesario saber qué tipo son y en qué medida se encuentran presentes en los productos de nuestra alimentación. Así pues, los HC se pueden clasificar por su velocidad de absorción; son preferibles cereales y derivados, legumbres o tubérculos que, por su lenta absorción, tardan más en elevar los niveles de glucosa en sangre.

Es por esto que lo recomendable es poner atención al índice glucémico (IG), un indicador que permite clasificar los alimentos en función de su impacto sobre los niveles de glucosa en sangre.

Si busca una dieta por delivery en Lima para la diabetes, ingrese a–> Ver nuestros Planes.

>>>Delimás tiene la solución más práctica para quienes buscan comida sana y nutritiva para la diabetes >>>

Ayúdanos a mejorar